Sin apenas comentarios, que yo haya visto, han pasado estas dos noticias de los últimos días. Caser empieza a negociar un ERE y Mapfre reduce sus beneficios en más de un 30% por provisiones.

Desde 2006 yo preguntaba a mis clientes y amigos de la construcción si no les parecía una locura lo que pasaba con los precios de los pisos y me dejé engañar por su autoconfianza y auto satisfacción. No te preocupes, ya sabemos que esto es una locura, pero lo que pasará es que cuando lleguemos al tope iremos bajando suavemente el ritmo, como cuando la crisis del 92.

Pues no, no es como la del 92, como ya hemos visto todos a toro pasado, la caída no fue suave, es brutal y allí están las miles de víctimas de todos los tamaños para atestiguarlo.

Yo llevo años diciendo que no me creo los resultados de nuestro sector, No puede ser y lo que no puede ser, es imposible. Hasta hace muy poquito, meses, los resultados trimestrales de todas, prácticamente todas las compañías eran mejores que los anteriores, en volúmenes, márgenes y número de clientes.

Todo ello en un contexto de guerra salvaje de precios, paro galopante, cierre masivo de empresas, aumento de gastos por IVA, al que se incorpora ahora el sanitario, tasas judiciales, etc, etc.

La reducción del sector en 2012, el ere de Caser, las provisiones de Mapfre son simples catarros temporales o son la manifestación del cáncer que consume nuestro muy anticiclico y seguro segmento.

¿Ya no podemos seguir jugando con las provisiones de siniestros o con los recibos en gestión de cobro? ¿Ya hemos revalorizado de forma ficticia todos nuestros activos sujetos a provisiones?

No soy adivino, pero cuando leo y escucho que estamos en 6 millones de parados, que el incremento de concursos empresariales es superior al 63%, que se venden seguros a mitad de precio de lo normal cuando no a un tercio (botón de muestra los anuncios prácticamente diarios de cada ayuntamiento, diputación u organismo público que ha conseguido bajar respecto al año pasado mejorando coberturas) que los robos con fuerza ha subido un 25%, que hay repute de la siniestralidad de autos,………….pues va a ser que 2 + 2 no van a dar 4.

Y lo más preocupante de todo, cuanto más se prolonga la situación, más altas son las declaraciones sobre lo bien que lo hace nuestro sector, …..más grande será la hos-bofetada.