La desaparición del tiempo y el espacio

Nos encoñamos en mantener estrictos horarios de trabajo que hay que cumplir a rajatabla, eso sí, que coinciden con los de los clientes con lo que si nos quieren visitar, estamos cerrados cuando ellos salen.

Nos empeñamos en abrir oficinas, es importante estar a pie de calle, que nos vean, que tengamos muchos puntitos en el mapa. Estar cerca del cliente.

¿Seguro?

Escribo como ciudadano de gran ciudad, donde los desplazamientos no dejan de ser largos y el tiempo escaso.

Y además tengamos en cuenta que es lo que vendemos, no es precisamente el producto más deseado que digamos.

¿Atiende Ud. por whatsaap? ¿Cuánto tarda en contestar normalmente a un correo? ¿Cuánto tarda en contestar una llamada?.

Estos son los retos esenciales a los que nos enfrentamos, si nos llaman a las 8:00 pues tratamos de contestar, si es a las 15:00 lo mismo. Un presupuesto contestado a los pocos minutos de ser solicitado y apoyado con un sms de aviso al cliente, tiene una efectividad mucho mayor, que tener a un empleado en una oficina atendiendo a un solo cliente a cada vez.

Hay que romper nuestras barreras mentales y comprender que ya da lo mismo que el cliente esté en Huelva o en La Coruña, que sea lunes o sábado, y que lo importante es dar respuestas a los clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *