ESPACIO, CONOCIMIENTO Y TIEMPO

dreamstime_7554807Hace un año, aproximadamente, publiqué un artículo con este título. En el mismo hacía una reflexión personal sobre la evolución del futuro, no solo de nuestro sector sino del mundo de los negocios en general, basado en nuestra experiencia como correduría exclusivamente on-line.

 

La desaparición del espacio como elemento determinante de presencia para dar servicio al cliente, no importa donde estemos físicamente, lo importante es que nos encuentre y demos respuesta a sus necesidades.

 

La contracción del tiempo, una hora puede ser la diferencia entre hacer o no una operación. Está realidad que vivimos a diario en Alfarisk, supone un cambio de mentalidad profundo en la relación con nuestros proveedores, las compañías de seguros, con las que debemos articular los sistemas organizativos internos suficientes para poder dar respuesta a las necesidades de los clientes. No es una cuestión de gustos, es lo que hay, el cliente es el que manda y somos nosotros los que debemos adaptarnos.

 

El conocimiento, la piedra angular del futuro. Hace mucho tiempo que soy de la opinión que en el primer mundo vamos de forma acelerada a una sociedad del conocimiento, vamos a dejar de cultivar, pescar y guardar animales (revolución agrícola). Más grave todavía, vamos a dejar de fabricar (revolución industrial) y nuestras economías se van a basar fundamentalmente en el valor añadido de nuestros conocimientos, el famoso Know How. En este momento de crisis mundial, he de reconocer que no sé como va a pasar esto, ni siquiera lo vislumbro, pero estoy convencido que así va a ser.

 

Está es la apuesta de este blog, tratar de de dar respuesta a estos cambios entre todos.

 

Los clientes deben comprender los nuevos retos a los que se enfrentan, frente a los riesgos habituales de daños al local o de daños de sus vehículos, se alzan riesgos nuevos como los de propiedad intelectual, calumnia, riesgos informáticos, de responsabilidades civiles hasta la fecha solo vislumbrados a través de historias que solo pasaban en EEUU.

 

Las compañías deben cambiar el chip, abrirse a los profesionales, compartir información, articular soluciones de respuesta inmediatas, ofrecer soluciones aseguradoras adaptadas a las verdaderas necesidades de los clientes.

 

Nosotros por fin, debemos cambiar nuestro enfoque, de distribuidores a asesores, de gestores a gerentes de riesgo, de tramitadores a diseñadores,  ese es nuestro valor añadido.

 

Soy consciente de que estos puntos de vista no son necesariamente compartidos por la mayoría, pero para eso está este blog, para que contrastemos opiniones y nos enriquezcamos todos.

 

BIENVENIDO A MI BLOG.