COMPAÑIAS DE SEGUROS: LA LEY DEL EMBUDO

embudoElisa del Pozo, publica hoy en Expansión un magnífico artículo sobre las discrepancias entre las compañías de seguros y el Consorcio de Compensación sobre las indemnizaciones por las tormentas del pasado enero en de España.

 

Personalmente debo reconocer que ya tuve la sensación de que como pagaba el Consorcio, “todo vale” y de ello salieron beneficiados varios de mis clientes.

 

La discrepancia se basa en que el Consorcio interviene a partir de vientos de 135 Km / hora, normativa cuyo conocimiento no pueden negar las compañías. Ante el desbordamiento de declaraciones de siniestros, y con el fin de quedar bien, las compañías se lanzaron a indemnizar de forma indiscriminada con la sana intención de colárselo todo al Consorcio

 

Lo que me llama la atención y denuncio es

 

Las entidades señalan, entre otras cosas, que la precisión de los anemómetros, que miden la velocidad del tiempo, no es totalmente fiable y en algunas zonas, incluso, no contaban con estos aparatos.

 

Hombre, ya les gustaría a muchos clientes en el día a día, que las compañías fuesen tan sinceras. Cuantos siniestros se rechazan diariamente, porque las lluvias no han sido de más de 40 litros / mt. o la velocidad del viento no ha sido de 96 Km/h, ojo que no te falte ni medio litro ni medio kilometro.

 

O sea, que el Consorcio, que somos todos (se paga con un recargo en la inmensa mayoría de las pólizas que se emiten) debe pagar a ojo, pero si es un particular o demuestra que la casa, la pyme o la comunidad están sin tejado por completo o inundados como mínimo un metro, o no hay tu tía.

 

Seguramente la verdad está en el medio, pero sería bueno que las compañías se aplicasen el cuento y fuesen “amplias” a la hora de este tipo de siniestros con respecto a sus clientes.

Un comentario sobre “COMPAÑIAS DE SEGUROS: LA LEY DEL EMBUDO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.