EL SEGURO DE CAUCION, EL GRAN DESEADO

El seguro de caución es la gran alternativa a los avales bancarios. Difíciles de conseguir en la situación actual y caros. 

Hay una serie de actividades empresariales que para poder obtener la autorización pertinente, además del seguro de responsabilidad civil deben aportar garantías financieras, tipo agencias de viajes, ETT, empresas de seguridad, APIS en Cataluña, etc. 

Pues bien, si el aval es difícil de conseguir, el seguro de caución se ha secado. Es como buscar un oasis en el desierto y cuando llegas apenas queda una charca llena de barro. 

Los cientos por no decir los miles de insolvencias de los últimos años, unido a la debacle del afianzamiento de cantidades ligadas a la construcción, han hecho de este ramo de seguros un espejismo cada vez más difícil de alcanzar. 

Algunos nuevos entrantes afirman que lo van a traer, que sí que lo van a traer, pero pasa el tiempo y no llega. Por otro lado, al igual que lo bancos, las compañías examinan la situación de las empresas antes de conceder una línea y claro, las fotos que salen son tan ajustadas, que espantan al gestor hipersensibilizado creando la paradoja que en otros ramos se juegan miles de euros en guerras fratricidas de precios y en este la respuesta habitual es, NO. 

Habrá que esperar a que escampe, pero como siga así, para cuando vuelva a circular el agua, los protagonistas habrán muerto de inanición.

Un comentario sobre “EL SEGURO DE CAUCION, EL GRAN DESEADO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.