¿En qué consiste un seguro de responsabilidad civil para eventos deportivos?

Cualquier actividad humana es susceptible de producir un daño a terceros. No son pocas las veces en que hemos visto en tv gente cayendo de las gradas, o golpes involuntarios de un deportista al público, o que caiga un cartel sobre alguien.

El seguro de responsabilidad civil cubre las reclamaciones que pueda haber por daños materiales y o personales a terceros por una mala organización del evento.

Lo primero a destacar es que se trata de daños a terceros, por tanto un daño sufrido por un participante no está cubierto. Que alguien tenga un esguince o se dé un golpe, es porque esa persona se ha puesto “en riesgo” y por tanto debe asumir las posibles consecuencias. Eso eventualmente se cubre con un seguro de accidentes de los participantes, pero no con el seguro de responsabilidad civil.

Otro aspecto a tener en cuenta es que hay dos modalidades de contratación:

  • Un seguro por cada evento. Tiene sentido si el organizador solo lo hace muy de vez en cuando, no siendo realmente su actividad habitual.
  • Un seguro anual para todos los eventos. Es lo más racional, si se hacen eventos con regularidad, pues sale más económico y evita tener que estar pendiente del seguro a cada vez.

Por último, es muy recomendable que el seguro de responsabilidad civil no sea solo por daños materiales y o personales (que es lo que se ofrece habitualmente), sino que demás incluya posibles daños económicos. Supongamos que hemos organizado el evento para un día determinado y luego no se puede celebrar porque falta el permiso municipal. Si tenemos el seguro solo de daños materiales, no se atenderán las reclamaciones de los asistentes pues no ha habido ningún daño ni material ni personal, mientras que si tenemos incluidos los daños económicos, entonces sí que el seguro será el que haga frente a estas reclamaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.