RESPONSABILIDAD CIVIL: CONSEJOS (1)

maza-rcVarios clientes amigos, se han quejado de que escribo poco sobre su problemática; tendrán razón.

 

En estos momentos de crisis, el precio se ha convertido en elemento determinante de cualquier producto, y por tanto también de los seguros de responsabilidad civil.

 

Simplificando mucho, el precio de un seguro de responsabilidad civil se suele calcular multiplicando la tasa de riesgo (lo que los actuarios han calculado para cada actividad / ponderando el capital de cobertura) por el volumen de facturación.

 

Aquí nos encontramos con dos tipos de clientes, los muy precisos y los soñadores.

 

Los muy precisos nos declaran que han facturado 202.352,36 €. Lo que el cliente debe saber, es que en muchas ocasiones las tarifas se construyen por tramos, de 0 a 100.000; de 101.000 a 200.000 €, de forma que al declarar 202.352,36 €, están pasando al tramo superior, y si no están bien asesorados, van a pagar algo más, por tan solo 2.300 € de exceso de facturación. OJO, con esto no pretendo que se mienta, lo que digo es que tanta precisión contable nos puede costar caro.

 

También hay que saber que a mayor volumen de facturación, se aplican índices correctores, por ejemplo si la facturación es superior a 1.500.000 €, se aplica un 10% de descuento en la tasa, por lo que si no se está bien asesorado y por redondear se da una cifra de 1.490.000 €, nos podremos encontrar pagando más que si declarásemos 1.501.000 €.

 

Por otro lado, tenemos los soñadores. Volumen de facturación anual 50.000 €, trabajadores 5. Un poco imposible ¿no?. El cliente debe saber que existen las primas mínimas, importe por debajo del cual la compañía no está dispuesta a emitir una póliza, por tanto en muchas ocasiones, da lo mismo declarar 50.000 que 120.000 €, nos van a cobrar lo mismo.

 

Por último, el cliente debe saber, que sus datos de facturación anual, son públicos y accesibles tan fácil como pagar 7 € y pico a través de la web del registro mercantil.

 

En resumen, declaré Ud. la verdad, pero pida consejo al profesional que le atiende, la realidad es que por normativa legal, hay un momento en que debemos cerrar la contabilidad con una cifra exacta, pero luego nos pueden pagar facturas atrasadas o devolvernos recibos emitidos, por lo que nunca es una verdad total y desde el punto de vista de riesgo de la compañía, no existe una diferencia real.

Un comentario sobre “RESPONSABILIDAD CIVIL: CONSEJOS (1)”

  1. ¿El cliente debe saber?

    Yo creo que no.

    El cliente tiene un negocio que atender, no debe preocuparse de estas cosas, debe ser el mediador el que asesore de manera adecuada a cada caso.

    Cada cual a lo suyo.

    😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.