SEGURO RESPONSABILIDAD CIVIL – CONCURSOS PUBLICOS

responsabilidadCada vez es más frecuente que en los concursos públicos y en muchos privados, se exija al futuro adjudicatario la constitución de un seguro de responsabilidad civil.

 

Hasta este punto, todos los que nos dedicamos a esta actividad, felices. El problema empieza en la redacción de la exigencia.

 

Expondremos algunos casos:

 

Los que mezclan conceptos de seguro de responsabilidad civil con seguros de accidentes colectivos.

 

Los que aplican conceptos de seguros de responsabilidad civil para una obra, exigiendo las garantías de explotación, patronal y post-trabajos, cuando se trata de una responsabilidad civil profesional, por ejemplo un programador informático.

 

Los que exigen cosas imposibles, como que no haya franquicia.

 

Los que piden sumas aseguradas absurdas, la última que he visto, es que la cobertura fuese igual al importe de la obra, 5.368.561,24 €.

 

Los que exigen que la póliza esté emitida antes de que se celebre el concurso, haciendo que el cliente incurra en un coste innecesario en caso de no resultar adjudicatario.

 

El problema, como todo el mundo se puede suponer, es que una vez redactadas y publicadas las bases del concurso, eso no hay quien lo cambie, obligando a la industria aseguradora a hacer filigranas de medias verdades / medias mentiras hechas para salir del paso, en lugar de ofrecer una verdadera cobertura seria y profesional.

 

Una vez hecha la filigrana, se plantea el segundo problema; la ignorancia sobre seguros del receptor (funcionario) que debe examinar el cumplimiento del requisito.

 

Me atrevería a decir, que en más del 50% de los casos, con que ponga la palabra Responsabilidad Civil, es suficiente, llevado al extremo, da lo mismo que sea de un perro o de un fabricante de linternas, o una póliza de multirriesgo que tenga la citada garantía de responsabilidad civil.

 

Esto es malo para la administración, pues al final no hay cobertura real, para el cliente que si cumplió y pagó más por tener una cobertura real y para la imagen general del sector.

 

SOLUCION: proponemos que desde DGS / UNESPA / FECOR (y similares) de forma coordinada se haga una intensa labor de formación e información ante los distintos niveles de la administración, proponiendo incluso modelos de cláusulas que sean públicas e indicando cuales son los parámetros mínimos aceptables de garantías, coberturas, franquicias, así como el reconocimiento de la carta de compromiso por parte de la compañía de emitir la póliza si el cliente resulta adjudicatario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.