SEGURO RESPONSABILIDAD CIVIL PARA FOTÓGRAFOS

Hoy abordaremos el seguro de responsabilidad civil para fotógrafos.

Cada día son más los locales que exigen a los fotógrafos que si quieren desarrollar su trabajo deben tener un seguro de responsabilidad civil.

Como colectivo los fotógrafos no entienden bien esta exigencia y es muy habitual que se pida un seguro solo para un día o dos, pero hasta donde yo conozco todas las compañías ofrecen seguros anuales.

seguro responsabilidad civil para fotógrafo

Existen dos modalidades de seguro de responsabilidad civil para fotógrafos.

Un seguro básico, que cubre los daños materiales y o personales que pueda producir el fotógrafo durante su trabajo y otro completo, que además cubre los daños económicos en caso de pérdida del reportaje.

Un ejemplo del seguro básico, es un fotógrafo que en un banquete se tropieza, cae sobre un comensal produciéndole algún tipo de daño y además se rompe parte de la vajilla y se mancha la ropa de otros comensales.

En ese caso el fotógrafo puede recibir reclamaciones de la persona que ha sufrido el daño, de los otros comensales y del local por la rotura de la vajilla.

A modo de ejemplo del seguro de responsabilidad civil completo, supongamos que por alguna razón se pierde el reportaje de una boda o de un evento de empresa.

Nos encontramos ante un evento irrepetible, por lo que la reclamación normalmente no se quedará solo en la devolución de lo pagado, sino que probablemente sea bastante elevada.

Los fotógrafos como cualquier profesional deben tomar conciencia de que nos encontramos en una sociedad que reclama cada vez más y cuantías más elevadas, por lo que tener un seguro de responsabilidad civil es la mejor herramienta para poder trabajar con tranquilidad.

Sin el seguro de responsabilidad civil el fotógrafo deberá hacer frente a las reclamaciones con su propio patrimonio, lo cual en ocasiones pude ser ruinoso.

El seguro de responsabilidad civil para fotógrafos se hará cargo de las indemnizaciones por daños materiales y/o personales y en su caso económicas que sean fruto de un error o negligencia hasta el máximo contratado en uno o varios siniestros a lo largo del año.

En caso de no existir responsabilidad o que la reclamación sea desproporcionada, serán los tribunales los que decidirán. Siendo por cuenta del seguro todos los gastos judiciales para defender los intereses del profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.