SEGUROS DE CREDITO, CAUCION, AVALES, UN CÍRCULO VICIOSO

Nos encontramos en un momento en donde las posibilidades de obtener un seguro de crédito, o de caución o un aval es difícil y complejo, por la propia situación de las entidades financieras, a las que no son ajenas las compañías de seguros y si no que se lo cuenten a Zurich que tuvo que cerrar ACC al poco de haberla comprado.

A eso sumemos la propia situación de las empresas que normalmente no es boyante, y al fin y al cabo los estados contables son la base para estudiar la viabilidad de la operación y las condiciones en que se puede realizar.

Pero donde definitivamente se cierra el círculo vicioso, es en la españolísima costumbre de manejar los balances y cuenta de pérdidas y ganancias, de manera que no den beneficios para evitar encima tener que pagar impuestos.

Conclusión, la entidad no quiere asumir el riesgo, cabreo del cliente, ¡hombre! Es que tú ya sabes que una cosa son los papeles y otra la realidad “ver economía no declarada” (por ser finos y educados);o “pues no estoy dispuesto a prestar garantías personales”.

Y es que hay mucha gente que pretende vivir en el mundo de yupi, tengo un balance hecho un asco, pero tú dame crédito, caución o un aval, que en realidad la cosa va de otra manera. 

Ciertamente en estos últimos años locos, esto ha debido funcionar, pero ya lo han pagado muy caro las entidades, y ahora pasa lo que pasa, más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja que te cubran cualquier riesgo.

Lo siento señores, no se puede todo. O queremos evitar pagar impuestos y entonces nos autofinanciamos o presentamos unas cuentas no que estén pulcras, sino que brillen y aun así no tenemos nada garantizado, pero todo a la vez, no puede ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.