SEGURO RESPONSABILIDAD CIVIL PARA GUÍA TURÍSTICO

seguro responsabilidad civil para guía turístico

Hoy trataremos sobre el seguro de responsabilidad civil de los guías turísticos.

En nuestro país en donde el sector turístico representa una parte importante del PIB, la actividad de guía turístico se está desarrollando de forma exponencial.

Sin entrar en la polémica sobre intrusismo o no en el sector, lo cierto es que tanto en las ciudades como en el ámbito rural, la oferta de guías turísticos es cada vez más amplia.

¿Necesita un guía turístico un seguro de responsabilidad civil?

Ciertamente es una actividad muy pacífica y es complicado imaginar que un posible accidente sufrido por un turista, sea imputable al guía.

Pero lo cierto es que muchos de los guías turísticos trabajan para empresas o plataformas digitales, que les exigen la contratación del seguro de responsabilidad civil.

De esta forma en caso de reclamación se cubren las espaldas y para el guía supone la tranquilidad de que si se produce la reclamación, no le afectará a su patrimonio, puesto que la compañía se encargará de los gastos de defensa y eventual indemnización si así lo determinan los tribunales.

¿Qué cubre el seguro de responsabilidad civil para guías turísticos?

El seguro responderá por los posible daños materiales y o personales que puedan sufrir los clientes durante el tour y que sean imputables al guía turístico.

Supongamos que durante una visita guiada alguien se cae y se rompe una pierna.

En principio sería más una cuestión de mala suerte que del guía, pero el perjudicado eventualmente podrá alegar que el accidente se produjo por ir por una zona no segura y en ese caso podrá demandar. Serán los tribunales los que determinarán la responsabilidad o no del guía turístico.

¿Son caros los seguros de responsabilidad civil para guías turísticos?

En general no, son muy asumibles para los guías turísticos, en función del capital de cobertura pueden oscilar entre los 65 y los 100 € al año.

¿Sería necesario hacer un seguro de accidentes para los participantes en la visita?

En primer lugar nos encontramos con un problema práctico. Las compañías quieren tener la relación de los participantes para saber a quién aseguran, lo cual en la mayoría de los casos es imposible, porque la gente se apunta sobre la marcha.

Además el pago del seguro debe ser realizado antes del tour.

Pero además, siendo prácticos, los márgenes que conlleva esta actividad no suelen ser muy elevados, por lo que la contratación del seguro de accidentes sería inasumible para el guía o la organización para la cual trabaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.