SEGUROS PARA TERAPIAS NATURALES / ALTERNATIVAS

seguro responsabilidad civil terapias naturales

Hoy trataremos sobre el seguro de responsabilidad civil de terapias naturales.

Las terapias naturales o alternativas son una realizad social incontestable. Aunque cuestionadas por determinados sectores, algunas como la fisioterapia o el quiromasaje se han ido incorporando a los servicios prestados por las compañías de salud.

¿son asegurables los terapeutas naturales?

Si actualmente son varias las compañías que ofrecen seguros de responsabilidad civil para los terapeutas.

En su origen las compañías eran reticentes al no haber una titulación oficial, pero con el tiempo la realidad se ha impuesto, eso sí, es necesario tener algún tipo de titulación que acredite los conocimientos del profesional en la terapia natural correspondiente.

¿Vale cualquier titulación?

Si, en principio las compañías ya ni piden copia de la misma, de tal suerte que si uno contrata el seguro de responsabilidad civil teniendo dos titulaciones y en el futuro adquiere otra, la cobertura se mantiene igualmente para esta nueva terapia.

¿Qué cubre el seguro de responsabilidad civil para terapias naturales / alternativas?

Cubre los gastos de defensa y eventual indemnización que le puedan reclamar por un presunto perjuicio causado a sus pacientes.

Si se reconoce el error y la indemnización es proporcional, la compañía pagará directamente.

Si no hubo error o la indemnización solicitada es desproporcionada, serán los tribunales los que lo determinen, de ahí la necesidad de tener cubiertos los gastos de defensa.

¿Tiene algún tipo de franquicia?

La franquicia es la cantidad determinada en el seguro de responsabilidad civil que debe asumir el terapeuta. En la mayoría de los casos que conozco, no hay franquicia para esta actividad.

¿Qué capital de cobertura debo contratar en mi seguro de responsabilidad civil?

No existe ninguna norma que lo determine, pero los terapeutas naturales deben tener en cuenta que la gente reclama cada vez más y que los daños físicos se indemnizan en base al Baremo de Accidentes de Circulación, que impone elevadas indemnizaciones en función de la gravedad del daño.

Por ello conviene contratar una capital elevado, máxime cuando las diferencia de precio entre un tramo u otro, son muy pequeñas.

A modo de ejemplo, una cobertura de 300.000 € puede costar 111 € al año, mientras que una de 600.000 €, que es el doble, puede costar 133 €.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.