SEGURO RESPONSABILIDAD CIVIL PARA ANGIOLOGÍA Y CIRUGÍA VASCULAR

Hoy abordaremos los seguros de responsabilidad civil para los profesionales de la angiología.

Los infartos y los ictus son desgraciadamente enfermedades que están en orden del día y para los cuales los angiólogos se convierten en los profesionales esenciales para minimizar las consecuencias.

Al tratarse de tratamientos medico quirúrgicos delicados, cualquier error puede ser fatal.

Es cierto que los médicos y por tanto los angiólogos no están obligados a curar, sino a poner todos los medios que la ciencia dispone para tratar de hacerlo, pero una negligencia puede conllevar graves consecuencias.

A la ve, tenemos una sociedad cada vez más sensibilizada con todo lo relacionado con la salud humana y cada vez más intolerante con cualquier posible error médico, lo que se traduce en un fuerte aumento de las reclamaciones y de las cuantías reclamadas.

seguro responsabilidad civil angiología y círugia vascular

El 1 de enero de 2016 entro en vigor el nuevo Baremo de Accidentes de Tráfico, único legal en España para determinar las indemnizaciones por daños corporales y que es el que utilizan los tribunales.

Este nuevo baremo ha incrementado las indemnizaciones entre un 30% y un 50 % sobre el anterior, por lo que ya se están produciendo reclamaciones por cientos de miles e incluso millones de euros por presuntas negligencia médicas.

Ante la incertidumbre de cuales van a ser las consecuencias, ya hay compañías que han dejado de suscribir seguros de responsabilidad civil médica, especialmente con las comunidades autónomas, que se encuentran con dificultades a la hora de renovar sus coberturas.

Para los angiólogos, como para todos los médicos, el seguro de responsabilidad civil es obligatorio para poder ejercer.

Pero en este momento lo importante es revisar bien los capitales de cobertura que se tienen, pues en casos graves, pueden ser absolutamente insuficientes para afrontar determinadas indemnizaciones afectando seriamente a su patrimonio personal.

Curiosamente, las compañías que si mantienen la suscripción de estos seguros de responsabilidad civil médica, no han trasladado, por lo menos no de forma masiva, esta probable subida de la siniestralidad a sus tarifas, que todavía se mantienen bastante asequibles para la mayoría de las especialidades.

Por eso llama la atención, que son muchos los profesionales que se decantan por la cobertura mínima, cuando normalmente por unos pocos euros más pueden obtener el doble o el triple de cobertura.