SEGUROS PARA SUSPENSIÓN DE EVENTOS

En esta ocasión trataremos sobre los seguros de suspensión de eventos.

Si tuviésemos mucho dinero y tiempo podríamos pasarnos el verano entero saltando de concierto en concierto, cada vez más numerosos y multitudinarios.

La organización de estos macro eventos implica una gran organización, grandes escenarios, luces, sonido, artistas, seguridad, zonas para el aseo, etc…y en consecuencia fuertes inversiones.

Sin embargo todo este trabajo se puede ver desbaratado por fenómenos de la naturaleza o por la incomparecencia de los artistas, lo cual puede suponer perdidas muy importantes para el organizador.

Para cubrirse de estas eventualidades existen los seguros de suspensión de eventos.

SEGURO SUSPENSION ESPECTACULOS

El seguro básico es el de suspensión por fenómenos de la naturaleza. Si se realiza al aire libre, que es el caso en la mayoría de los que se celebran en verano, nos van a exigir que el escenario esté cubierto por todos los lados salvo la parte que da al público.

Muy importante, las compañías exigen que se contrate con al menos 15 días de antelación a la celebración del evento.

Esto es conocido por los profesionales que regularmente se dedican a organizar estos eventos, pero en muchas otras ocasiones, el cliente se acuerda en el último minuto y la contratación se hace imposible.

A este seguro básico se le podrá incluir la suspensión total o parcial por incomparecencia del o de los artistas. Ya sea por enfermedad, accidente o cualquier otra causa.

El precio del seguro se calcula en función del caché de los artistas, pero hay que saber que en determinadas compañías hay listas “negras” para determinados artistas, lo que les hace inasegurables.

Esto es porque el artista o el grupo ya han protagonizado en el pasado varias incomparecencias con gran coste para las aseguradoras.

Por todo ello, es un seguro que hay que planificar con tiempo, indistintamente de si solo optamos por la cobertura básica de fenómenos de la naturaleza o lo completamos con la incomparecencia de los artistas.

SEGURO RESPONSABILIDAD CIVIL PARA ORGANIZACIÓN DE EVENTOS

 

seguro responsabilidad civil organizador de eventos

Hoy trataremos el seguro de responsabilidad civil como organizador de eventos.

Son miles los eventos que se celebran anualmente en nuestro país, conciertos, espectáculos, visitas guiadas, recreaciones históricas, concentraciones de vehículos históricos, campamentos, entregas de premios, conferencias y un largo etc.

Esto ha llevado a una profesionalización del sector, en donde el organizador del evento se responsabiliza que todo salga como esperado, cumpliendo con las normas legales y las medidas de prevención que correspondan.

¿Es necesario que el organizador de eventos tenga un seguro de responsabilidad civil?

Hoy por hoy cualquiera que se dedique a una actividad profesional no puede contemplar otra opción si desea trabajar con tranquilidad.

Evidentemente no es lo mismo organizar macro conciertos que organizar la presentación de un libro, en ese sentido modularemos nuestra cobertura en función de qué tipo de eventos organizamos, pero si hay un daño material, personal o económico, es muy probable que hay una reclamación contra el organizador.

¿Es mejor un seguro de responsabilidad civil por evento o uno anual?

Esto depende de la frecuencia con que se organicen. Si es uno o dos al año, lo normal es que sea más económico hacer un seguro por cada evento.

Pero normalmente a partir del tercero o cuarto sale más interesante tener un seguro anual, no solo económicamente, sino por el ahorro de tiempo en la gestión de los seguros de responsabilidad civil.

¿Qué tipos de seguros de responsabilidad civil ofrece el sector asegurador?

La gran mayoría de las compañías solo ofrecen cobertura para responder de los daños materiales y o personales. Esto es perfectamente válido para pequeños eventos de bajo riesgo.

Sin embargo, si es un auténtico profesional de la organización de eventos, hay que contemplar también la cobertura de los daños económicos que se puede producir a terceros.

A modo de ejemplo hace unos años se organizó en un palacio de congresos un evento Manga durante un fin de semana. Se vendieron cientos de entradas con gente desplazándose de otras provincias.

Se excedió el aforo del palacio y tuvo que intervenir la policía nacional, con el resultado de que muchos que tenían entrada no pudieron acceder y gente que había salido temporalmente, tampoco pudieron volver a entrar.

Como resultado se produjeron cientos de reclamaciones por el coste del viaje, el alojamiento e incluso el no haber podido disfrutar del evento.

Como se puede ver, en este caso no hay ningún daño material ni personal, pero si económico.