LIBRE ELECCION DE PERITO, UNA GRAN IDEA

En el último número de Aseguranza, se publica un peritointeresante artículo de Marco Rioja, director ejecutivo de Aesper (asociación de gabinetes periciales).

 

Dos ideas me han llamado la atención.

 

Primero, la imagen de las aseguradoras está en muchas ocasiones en manos de profesionales independientes, las corredurías a la hora de la venta y los peritos en el momento del siniestro.

 

Segundo, habría que admitir de forma generalizada la posibilidad de que el asegurado escogiese libremente al perito. Es indudable, que la percepción que subconscientemente tienen muchos clientes es que el perito está fundamentalmente de parte de la compañía y va a intentar racanear al máximo la indemnización.

 

Indudablemente, si el cliente puede escoger libremente, aunque sea dentro de una lista de gabinetes / peritos homologados, muchos de sus resquemores quedarán neutralizados.

PERITOS, SI

dreamstime_52744552Existe una tendencia creciente por parte de muchas compañías de seguros a reducir las intervenciones de los peritos, lo cual en mi opinión es un error.

 

La intervención del perito, permite un trato personalizado e individualizado del siniestro. El cliente está molesto por haber sufrido un siniestro, se encuentra con alguien que ya ha visto muchos, lo que le permite trasladar una cierta relativización de los hechos, conocerlos más a fondo y dar a la compañía una información fehaciente de los mismos.

 

Los clientes, no son expertos en seguros, lo que hace que muchas veces a la hora de explicar su siniestro lo hagan de forma incorrecta, esto provoca muchas confusiones, discusiones y rechazos injustificados, máxime cuando quien recibe la llamada son call centers con personal en general con pocos conocimientos técnicos y menor experiencia del día a día.

 

La intervención del perito, permite tener una clara visión de las causas, determinación de la cobertura del mismo o no, y una valoración. Por supuesto, como toda intervención humana, es discutible y en ocasiones hay peritos muy prepotentes que no admiten ninguna discusión sobre sus informes, eso pasa en cualquier profesión, pero en ese sentido, no debemos olvidar que la decisión última corresponde a la compañía

 

Se trata de profesionales que trabajan solos de un lado a otro, poco reconocidos y normalmente atacados por todos, los mediadores y los clientes cuando no nos han dado la razón íntegramente como queríamos y por las compañías porque les sirven de escusa, muchas veces a sus propia incompetencia en retrasos en la tramitación de siniestros.

 

Por todo ello, desde Alfarisk, decimos, PERITOS, SI