SEGURO RESPONSABILIDAD CIVIL INSTALADOR DE GAS

Hoy abordaremos el seguro de responsabilidad civil para instalador de gas.

El seguro de responsabilidad civil es obligatorio para los instaladores de gas, lo cual se entiende dados los riesgos en caso de un error o negligencia.

Una mala instalación de gas puede terminar en casos extremos en una explosión causando graves daños materiales y eventualmente personales.

Aunque Industria, establece unos mínimos de cobertura en función del tipo de carnet que se tenga, mi recomendación es que el profesional o la empresa analicen bien su riesgo.

El mínimo fijado por la normativa puede valer para un autónomo sin trabajadores que realiza instalaciones sencillas, pero puede ser insuficiente para autónomos con empleados o empresas con un cierto volumen de facturación.

Además vivimos en un mundo cambiante y lo que puede ser válido en un momento dado, puede no ser suficiente pasados unos años.

Estamos en una sociedad que cada vez reclama más y con más frecuencia. Por lo que una cobertura pequeña puede acabar afectando al patrimonio personal del electricista por insuficiencia de cobertura en uno o varios siniestros a lo largo del año.

seguro responsabilidad civil instalador de gas

Especial importancia tiene la garantía de responsabilidad civil patronal, que cubre las reclamaciones de los trabajadores y sus familiares en caso de accidente laboral

El estándar de cobertura es de 150.000 €.

Sin embargo desde el 1 de enero de 2016 entro en vigor el nuevo Baremo de Accidentes de Tráfico, único legal en España para determinar las indemnizaciones por daños corporales y que es el que utilizan los tribunales.

Este nuevo baremo ha incrementado las indemnizaciones entre un 30% y un 50 % sobre el anterior, por lo que ya se están produciendo reclamaciones por cientos de miles e incluso millones de euros por accidentes laborables.

El seguro de responsabilidad civil de los instaladores de gas, se ocupará de indemnizar los siniestros de los que sean responsables y siempre que la reclamación sea razonable.

En caso de no existir responsabilidad o de reclamaciones desorbitadas la compañía defenderá judicialmente los intereses del instalador, indemnizando en función de lo que determinen los tribunales si hay condena.