SEGURO RESPONSABILIDAD CIVIL PARA FONTANERO

Hoy abordaremos el seguro de responsabilidad civil para fontanero.

Desgraciadamente el grado de concienciación de los fontaneros en relación a la compra de un seguro de responsabilidad civil es bastante bajo.

Durante los años de la burbuja eran muchos los que se negaban a trabajar si se les exigía el seguro de responsabilidad civil, porque había trabajo de sobra y en la obra de al lado no se lo pedían.

Con la crisis la inmensa mayoría de las constructoras y promotoras exigen la contratación del seguro de responsabilidad civil.

No es infrecuente que los fontaneros ya sea personalmente o con la ayuda de otros profesionales, se dediquen a las reformas.

En ese caso, el seguro de responsabilidad civil fontanero, no les vale, pues solo cubrirá los accidentes relacionados con la fontanería pero no los de otros oficios como electricidad, albañilería o carpintería, etc.

La tendencia general, salvo imposición del contratador, es comprar la cobertura mínima.

Esto puede valer para un autónomo sin trabajadores que realice obras sencillas, pero no es tan razonable si se tienen varios trabajadores y se trabaja en obras medianas o grandes.

Estamos en una sociedad que cada vez reclama más y con más frecuencia. Por lo que una cobertura pequeña puede acabar afectando al patrimonio personal del fontanero por insuficiencia de cobertura en uno o varios siniestros a lo largo del año.

seguro responsabilidad civil fontanero

Especial importancia tiene la garantía de responsabilidad civil patronal, que cubre las reclamaciones de los trabajadores y sus familiares en caso de accidente laboral.

El estándar de cobertura es de 150.000 €.

Sin embargo desde el 1 de enero de 2016 entro en vigor el nuevo Baremo de Accidentes de Tráfico, único legal en España para determinar las indemnizaciones por daños corporales y que es el que utilizan los tribunales.

Este nuevo baremo ha incrementado las indemnizaciones entre un 30% y un 50 % sobre el anterior, por lo que ya se están produciendo reclamaciones por cientos de miles e incluso millones de euros por accidentes laborables.

Por último recordar, que desde 2002 es obligatorio para los fontaneros que están sujetos al convenio colectivo de la construcción que tengan contratado a algún trabajador, aunque sea un contrato por obra, el suscribir un seguro de accidentes colectivos de convenio de la construcción.

El mero hecho de no tener este seguro, supone una multa mínima de 18.000 €.