Avales ante la administración pública en la construcción

La vigente Ley de Contratación con las Administraciones Públicas exige la presentación de un aval bancario o de un seguro de caución que garantice el cumplimiento de las obligaciones contraídas por aquellas personas físicas o jurídicas que liciten con la Administración.

La Ley de Contrato de Seguro, define el seguro de caución como:

Por el seguro de caución el asegurador se obliga, en caso de incumplimiento por el tomador del seguro, de sus obligaciones legales o contractuales, a indemnizar al asegurado a título de resarcimiento o penalidad, los daños patrimoniales sufridos dentro de los límites establecidos en la ley o en el contrato. Todo pago hecho por el asegurador deberá ser reembolsado por el tomador del seguro.
Fuente: DGSFP 

Avales ante la administración pública en la construcción

En este sentido es un seguro atípico, puesto que el asegurador lo que hace es adelantar el dinero, pero luego repetirá contra el que haya incumplido, entendiendo que si lo ha hecho ha sido por una imprudencia a la hora de licitar o por una falta de cumplir con sus obligaciones.

Para la administración es muy cómodo, puesto que sabe que cobrará si o si, sin necesidad de pleitear.

La ventaja del seguro de caución frente a los avales bancarios, es que es más barato y no ocupa riesgo crediticio.

Eso sí, tras la crisis, las compañías han endurecido las condiciones y por tanto para poder acceder a este seguro hay que tener un balance bien saneado, que le de confianza a la compañía de que no habrá en principio problemas.

Existen tres tipos de avales:

  • Avales provisionales, aquel que licite para una obra pública deberá presentar una garantía de que si resulta adjudicatario el contratista ejecutará la obra conforme a su oferta.
  • Avales definitivos, la constructora que sea adjudicataria presentará junto con la firma del contrato una garantía que garantice el cumplimiento del contrato hasta su finalización.
  • Avales complementarios, en los casos en que la Administración adelantase cantidades al contratista por el abono de materiales, se presentará una garantía hasta que dichos materiales hayan sido incorporados a la obra.

El seguro trienal, el gran desconocido del sector de la construcción

El seguro trienal es uno de los grandes desconocidos del sector de la construcción, en gran parte porque son pocas las compañías las que lo ofrecen.

Es un seguro que está indefectiblemente ligado al seguro decenal, que como indiqué en un reciente post, cubre solo los daños estructurales y de cimentación. Sin embargo, el seguro trienal cubre las instalaciones fijas de la edificación, como ascensores o calderas comunitarias y las impermeabilizaciones.

El seguro trienal, el gran desconocido

Por mi experiencia los primeros años de una edificación se pueden convertir en un quebradero de cabeza para los promotores.

Es cuando afloran los vicios ocultos y en bastantes ocasiones la constructora se desentiende de sus obligaciones, de ahí que entendamos que se trata de un seguro muy conveniente para la tranquilidad de las empresas promotoras.

Al igual que ocurre con el seguro decenal, la intervención del organismo de control técnico (OCT) es obligatoria.

Ello supone un sobre coste pero es una garantía adicional para el promotor, muy particularmente con el tema de las impermeabilizaciones que en no pocas ocasiones generan problemas.

Es importante recalcar que se están cubriendo las instalaciones y las impermeabilizaciones, no los acabados que serían objeto del seguro anual previsto en la ley de ordenación de la edificación (LOE), y que hasta donde sé no hay ninguna compañía de seguros que ofrezca esta cobertura.

Conviene avisar a los futuros propietarios que el seguro no tendrá cobertura si se producen actuaciones posteriores en la edificación que la afecten.

A modo de ejemplo recuerdo que en una comunidad de propietarios instalaron unas jardineras que con el tiempo deterioraron la tela asfáltica que impermeabilizaba el garaje, produciéndose daños. Si se da este caso, el seguro no interviene puesto que es una modificación del proyecto inicial.